INTERVIEW AT CHILE GLOBAL

Desde las letras a lo visual, Daniela Rusowsky es una periodista chilena que a lo largo de su carrera y de sus estudios ha debido reinventarse en cada lugar que ha habitado: “viví en Puerto Rico, Jersey y Berlín, donde tuve que combinar la maternidad, la migración y el desarrollo profesional“.

Lo audiovisual mezclado con lo etnográfico fueron intereses que pudo profundizar con elMagíster en Antropología y Desarrollo que realizó en la Universidad de Chile. Lo que, además, la ayudó a perfilarse en esa área “actualmente me dedico al desarrollo de proyectos independientes tanto ambientales como científicos, desde la producción audiovisual y etnográfica, además investigo la antropología culinaria, pues combina el patrimonio biológico y cultural de manera excepcional“.

Su trabajo patrimonial y visual realizado por medio de Natural Heritage, su empresa, es un aporte para nuestra sociedad: “nosotros consideramos que tanto el patrimonio natural como el cultural son clave para desarrollar un proyecto país integral, y en ese proceso deben participar todos los actores de la sociedad, la empresa privada y las organizaciones del Estado“.

Para lograr este vínculo con los diversos actores sociales, el enfoque documental que le ha incorporado a las producciones de marketing ha demostrado que ambos campos pueden cruzarse y retroalimentarse “hay empresas privadas que hacen proyectos muy valiosos, pero no los comunican correctamente y el poder ver esas iniciativas le da un valor agregado único”. Además, con el impulso de las redes sociales, estas se convierten en plataformas perfectas para difundir este tipo de trabajos.

Desarrolló su carrera profesional en Puerto Rico, Jersey (Gran Bretaña) y finalmente en Berlín (Alemania), esta última, ofrece una excelente calidad de vida, buen transporte público, acceso a todo tipo de servicios, además de actividades culturales en distintos idiomas y como Daniela recalca “esta ciudad es mucho más barata que otras ciudades europeas y además es tan multicultural que se generan redes de colaboración interesantes”.

Y si bien Berlín pareciera ser perfecta, lo cierto es que Chile siempre estuvo en sus proyectos  “me gustaría ser un aporte para hacer de Chile un país más amigable con el medio ambiente, más sustentable y comprometido con nuestro patrimonio. Además quiero tener la oportunidad de asesorar empresas o a entidades públicas en esa tarea“.

 

Su vínculo con nuestro país mientras estuvo afuera nunca se perdió. Y nos ejemplifica relatándonos cómo viven los compatriotas allá: “a casi todos los chilenos que conocí el tema de la distancia es complicado, sobre todo por tener a la familia lejos. Algunos extrañan la comida, otros la cultura, la hospitalidad. En Europa la forma de relacionarse es más distante, quizás por eso mi casa siempre fue un centro de reuniones para latinos, donde nunca faltó la música y la comida casera“.

Su amor por Chile hizo que ella fuera parte relevante de la campaña del voto chileno en el exterior: “el voto es un derecho ciudadano y me parece inaceptable que tengamos que pagar ese precio sólo por vivir en otro país. Eso no nos hace menos chilenos, al contrario, somos un increíble capital humano para Chile. La campaña por el voto me unió con gente que jamás he visto en persona, pero a quienes siento muy cercanos“.

Y si bien su marido es extranjero, Chile fue el lugar elegido para vivir este 2014. Y la suerte estuvo de su lado ya que cuando su marido encontró trabajo gracias a la plataformaChileGlobal: “teníamos un proyecto profesional conjunto en Santiago pero cuando vi el llamado a concurso de la UC Temuco, él  postuló y quedó, además…¡Nos conocimos en el sur de Chile! Y de paso nos cuenta cómo ha cambiado su percepción de los chilenos.“Todos me decían que las cosas se hacen por contactos, pero él se ganó este trabajo sólo por sus méritos, y eso habla muy bien del país“.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *